miércoles, 5 de septiembre de 2012

Higiene Íntima Femenina

higiene íntima femenina
Esta semana me la pasé pensando que escribirles, hasta que mi amiga Cintia Rodríguez me sugiere este brillante tema y dije, a llegado el momento de explicar lo referente a la higiene intima femenina, pero para ello debo dejar muy en claro un par de conceptos que toda mujer debe saber. Este es un tema que hoy en día se escucha por todos lados, farmacias, supermercados, catálogos de cosmética, kioskos, en fin por donde uno se dirija siempre se podrá ver una publicidad sobre la higiene intima femenina. 

Si bien es cierto ahora existe un tipo de shampoo para cada tipo de cabello, un jabón para cada tipo de piel, incluso ya todos sabemos que la cosa se ha dividido y se ha comenzado a sacar los mismos productos pero con la diferencia de que unos tienen aroma de mujer y otros a varón, no obstante para la zona íntima de la mujer no se está tomando en cuenta este punto tan importante. Entonces debo comenzar por explicar la diferencia entre “higiene” y “aseo” íntimo femenino. 

Higiene íntima femenina.- Sistema de reglas para conservar la salud y prevenir enfermedades. 

Aseo íntimo femenino.- Limpieza de la zona genital de una persona para que tenga un aspecto agradable y cuidado. 

Con estos dos conceptos bien en claro, ahora podemos ser puntuales y determinar el orden de este tema. 

Me dediqué a consultar tanto a amigas, familia y conocidas referente al tema y grande fue mi sorpresa al descubrir que en su totalidad conocen el tema y saben que no es bueno el uso de jabones perfumados para la zona íntima y la mayoría de ellas coinciden en el uso de jabones neutros, pero lo que no saben todas es que el ph del cuerpo es muy diferente al ph de la zona genital y el hecho de usar un jabón neutro con ph para el resto del cuerpo, modifica el ph genital ¿sorprendidas?... Pues de eso se trata en este tema, que cada una de ustedes sepa todo lo concerniente a su higiene y aseo íntimo. 

La higiene íntima femenina que debes tener en cuenta abarca: 
-Tipo de ropa interior. 
-Alimentación sana. 
-Uso de productos adecuados para la zona íntima. 

La zona vaginal es un área extremadamente sensible que requiere de grandes cuidados. La alteración hormonal, el exceso de humedad y una higiene íntima deficiente pueden alterar la flora vaginal, tan sensible a cualquier cambio, hasta provocarnos diversas infecciones. 

Por eso es importante saber distinguir entre lo que son las reglas de higiene adecuadas y lo que son simplemente cuentos entre mujeres (mitos). 

Técnicas de aseo íntimo femenino: 
-Lavar la vulva separando los labios para facilitar la limpieza de los pliegues. 
-Lavarse las manos antes y después de ir al baño. 
-Lavar la región anal con agua; después de evacuar limpiar de adelante hacia atrás con papel higiénico blanco y sin aditivos. 
-El lavado de los genitales debe hacerse al final del baño para evitar irritación, retire con abundante agua cualquier residuo de jabón. 
-Se debe lavar la zona íntima de adelante hacia atrás, nunca al contrario, pues podríamos trasladar gérmenes desde la zona anal. 
-Para secarse, se hará de la misma forma, asegurándonos de dejar la zona bien seca por todos los pliegues, con una toalla limpia que debería cambiarse con cada uso. Este tipo de limpieza de adelante hacia atrás es la que tendremos que usar también en cada ocasión que vayamos al baño. 
-Limpiar solo la zona exterior. 

Barreras de la higiene íntima femenina: 
-Los cambios hormonales propios de la pubertad, embarazo y menopausia.
-Los pantalones ajustados. 
-Los protectores de ropa interior, que sólo protegen la ropa, no así la zona genital. Estos protectores diarios, son un mal invento, sobre todo si no se saben utilizar, pues la mayoría de sus consumidoras lo utilizan tal como lo dice la palabra, es decir una vez al día, cuando lo favorable sería cambiarlos cada una hora. 

El uso de estos productos favorece la humedad porque aumenta la temperatura en uno o dos grados en la zona, lo que claramente permite el crecimiento de microorganismos en el área vaginal. 

Muchas mujeres los utilizan con el fin de no manchar la ropa interior, cosa que por otro lado no es normal, “a no ser que sea con una leve cantidad de flujo”. 

-Mantener la toalla higiénica o tampón por más de cuatro horas. 
-La depilación de la zona íntima, algunos expertos alertan de su abuso. Si bien pudiera parecer que la eliminación del vello favorece el acceso a la hora de la higiene, conviene que la depilación no sea total y mantener algo de vello alrededor de la uretra y el clítoris para protegerlos. 
-Los jabones y otros productos con fragancia que se emplean para lavar la zona genital. 
-El uso de ropa interior ajustada y elaborada con materiales sintéticos. 
-La aplicación de sprays y cremas anticonceptivas o espermicidas ya que pueden desequilibrar la flora vaginal y provocar molestias. Además, algunas mujeres pueden desarrollar alergia a estos productos.
-La pérdida involuntaria de orina o incontinencia urinaria también representa cierto problema en la higiene íntima femenina pues tanto la zona genital como la ropa interior se mantienen húmedas generando olor desagradable y permitiendo la producción de microorganismos causantes de infecciones. 

Higiene íntima antes y después de las relaciones sexuales: 
Un buen aseo es fundamental a la hora de practicar sexo con la pareja. Tanto el hombre como la mujer deben ser conscientes de que limpiarse la vagina o el pene de forma sistemática y rutinaria es muy importante. 

-Antes del acto sexual 
Antes de llevar a cabo el acto sexual, conviene realizar una limpieza íntima. En cualquier caso, esta práctica no es obligatoria ya que hay personas que prefieren sentir el olor íntimo antes que el del jabón que se haya usado para la higiene. De esta forma, conviene hablar del tema con la pareja y acertar así en el método a seguir.

Antes del acto sexual también es importante limpiar la zona anal, fuera de la zona genital, además de las manos y los dientes ya que en los juegos preliminares éstos se ponen en contacto con los genitales.

-Después del acto sexual 
Una vez finalizado el coito no se considera indispensable volver a limpiarse las partes íntimas. Los ginecólogos suelen recomendar que la pareja dedique los momentos posteriores al acto sexual a quedarse en la cama abrazada y acariciándose antes de que uno de los dos desaparezca rumbo al baño. 

Estar sin lavarse no es algo insano ya que el esperma es estéril y cualquier mujer puede pasar toda una noche con esta sustancia en la vulva. El hombre, por su parte, también puede quedarse tranquilo ya que las bacterias que provienen de la vagina no perjudican el órgano genital. La higiene íntima es necesaria en los casos de micosis o piel sensible, o si el médico lo recomienda, pero en general se puede pasar una noche sin necesidad de hacer una limpieza intima después del acto sexual.

Uno de los casos que más dudas genera es el del acto sexual durante la menstruación. En esta situación no existe peligro de infecciones, si ninguna de las dos personas tiene el sida, pero es preferible hacer rápidamente una limpieza después del acto ya que la sangre es un medio favorable para el desarrollo de las bacterias y hongos.

Recomendaciones generales: 
-La limpieza debe ser diaria, no debe ser excesiva ni insuficiente. 
-Se recomienda usar simplemente agua. 
-Use ropa interior de algodón o que tenga cubierta de algodón en toda el área de la entrepierna. Evite utilizar un tamaño de ropa interior que no alcance a proteger toda el área vulvar ya que quedaría expuesta al contacto con su ropa exterior. 
-Se recomienda utilizar un jabón líquido de pH ácido, que debe retirarse con abundante agua. 
-Evite usar la ropa interior en la noche. 
-No utilice ropa muy ajustada o de materiales sintéticos. 
-No se recomienda usar hidratantes, talcos, desodorantes íntimos o aromatizantes. 
-Durante la menstruación es preferible realizar el lavado dos o más veces al día. 
-No se recomienda utilizar protectores diarios, debido a que estos aumentan la humedad vulvar y predisponen a infecciones. 
-Si la mujer vive en una zona de clima frio, basta con una vez al día. 
-Si la mujer vive en zona de calor o pasa por la estación de verano, basta con realizar el aseo dos veces al día. 
-Se debe procurar un adecuado lavado de la ropa interior, sin dejar residuos de jabón. 
-Cuando se depile no retire en lo posible todo el vello púbico, debido a que éste cumple una función protectora de los genitales femeninos. Si usted se depila, conserve los vellos que protegen el área del clítoris y la uretra. 
-Se recomienda orinar antes y después del acto sexual para prevenir la aparición de cistitis. 
-No se recomiendan piercings o tatuajes en el área genital. 
-Evitar el uso de esponjas y guantes en los lavados porque son una fuente de gérmenes. 
-El papel higiénico perfumado o de color causa irritaciones. 
-Evitar las duchas vaginales, excepto por indicación del médico, ya que acaban con la flora vaginal normal. 
-Los desodorantes utilizados para la higiene íntima femenina están contraindicados.
-En el embarazo, las pautas de higiene son las mismas con la excepción de los baños, que se recomienda sustituir por duchas en el último mes, así como durante los cuarenta días posteriores al parto.
-En caso de incontinencia urinaria, es sumamente importante mantener la zona íntima seca.
-Evitar los baños de espuma prolongados.
-Las dietas muy ricas en azúcares facilitan el incremento de la cándida.
-Consumir yogures con un elevado contenido de fermentos lácticos ayuda a prevenir la aparición de cándida.
-Si eres de las que usa tampones lávate las manos antes y después de colocarlo y cámbielo preferiblemente cada 4 a 6 horas. No utilice tampones mientras duerme, prefiera su uso para situaciones especiales como nadar o actividades deportivas, y no como rutina diaria.

Productos de higiene íntima aprobados:
-Agua.
-Jabón líquido con ph específico para la zona genital.
-Toallas higiénicas que no contengan perfumes ni aditivos.
-Papel higiénico de color blanco sin perfume ni aditivos.
-Compresas específicas para pequeñas pérdidas de orina sin aditivos ni tela sintética en la cubierta.

Reflexión final
Como verás este es un tema fundamental en tu vida diaria, el cual debes tener muy presente para evitar complicaciones innecesarias en tu salud. Deseo que te haya gustado y si crees que fue de utilidad, solo compártelo con tus amistades.
Recuerda que hoy en día se usa la prevención en todo el mundo y si te informas correctamente, no pasarás por malos momentos.


Ganoderma Lucidum
clic en la imagen